8 noviembre, 1987: La Cruz – Peña La Portiecha – Espinedo

8 noviembre, 1987: La Cruz - Peña La Portiecha - Espinedo
8 noviembre, 1987: La Cruz – Peña La Portiecha – Espinedo

Por el concejo de Lena…

La Cruz – Peña La Portiecha – Espinedo


ALLÍ, DONDE TERMINAN LAS PROMINENCIAS DEL MACIZO DE UBIÑA, EN LA LÍNEA DEL TAPINÓN, SE ENCUENTRA LA PORTIECHA, LA PEÑA QUE SE ASOMA AL BAJO HUERNA


Entre colgadas praderías y vegetación, bajo LA PORTIECHA se encuentra JOMEZANA, pueblo de antiguos artesanos de la madera.


8 noviembre, 1987: La Cruz - Peña La Portiecha - Espinedo
8 noviembre, 1987: La Cruz – Peña La Portiecha – Espinedo

El próximo domingo nuestra actividad se desarrolla en el concejo de LENA en el VALLE DEL HUERNA. Hemos hecho una variante respecto a la primera idea de ascender a La Portiecha partiendo desde Espinedo, y la haremos en travesía, iniciando la ascensión en el poblado de LA CRUZ, con lo que acortamos el desnivel a subir en 300 metros, con lo que el esfuerzo será menor.

Desde LA CRUZ, en la misma carretera que va a Tuiza, emprenderemos la ascensión por los llamados Puertos de La Cruz hacia la collada que divide La Carba y La Portiecha, y ganar así su cima, para luego descender por Las Bobias hacia Jomezana y Espinedo.

Apretado paisaje de constantes alturas y quebradas, que van entre exhuberante vegetación hacia el fondo del valle por el que baja el río Huerna. Así es este escenario de Lena.

Del macizo de Ubiña, y desde la cima del SIETE en dirección nordeste, una columna de cumbres llega hasta el Tapinón y comienza a minorarse en altura hasta terminar en la Peña la Portiella, o PORTIECHA, de 1.497 metros, cumbre que es postrero vigía de las tierras del bajo Huerna, dejando más al norte el llamado CORDAL DE LENA y QUIRÓS, que comienza en el Cueto Lobos y va por la Brañavalera hacia el Alto de la Cobertoria, en los inicios de la Sierra del Aramo.

Nuestra cumbre, La Portiecha, se intentó el 12/01/1986, pero la niebla y la lluvia nos hizo recapacitar y dejarla para mejor ocasión. Esperemos que esa ocasión sea esta.

Deja un comentario